Avanza el programa de OPS/OMS de transferencia de tecnología para que Argentina produzca vacunas ARN mensajero

Buenos Aires, 15 de febrero de 2023 (OPS) — Una misión de delegados de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y del Medicines Patent Pool visitó Argentina y se reunió con autoridades sanitarias nacionales y de la empresa biofarmacéutica Sinergium Biotech con el fin de continuar con el avance de la transferencia tecnológica para la producción de vacunas ARN mensajero (ARNm) en el país con destino regional.

Durante la reunión que se realizó el martes pasado, la representante de OPS en Argentina, Eva Jané Llopis; la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti; la oficial técnica superior en la OMS, Claudia Nannei, el director de Desarrollo de Negocios de Sinergium Biotech, Fernando Lobos, y demás funcionarios evaluaron los progresos del programa de transferencia y analizaron las posibilidades que ofrece esta tecnología para el desarrollo de vacunas contra el virus SARS-CoV-2 como de otros patógenos prioritarios para la región, y de productos bioterapéuticos.

“La necesidad de autosuficiencia de la región durante la pandemia nos hizo despertar a todos”, afirmó Jané Llopis tras dar la bienvenida y añadió que “es un desafío y seguiremos trabajando desde OPS junto con el Ministerio de Salud de la Nación y todos los actores, para afrontar las pandemias que puedan aparecer, y a su vez ir más allá e investigar las distintas oportunidades que permite la tecnología de ARN mensajero y ofrecerlas a toda la Región de las Américas”.

La representante de OPS en Argentina destacó el liderazgo del país en la región en materia sanitaria, su capacidad para afrontar este nuevo desafío y celebró el propósito del laboratorio argentino de “convertirse en pionero en la producción de vacunas ARNm” entre los 15 centros elegidos en distintos lugares del mundo.

Luego, la ministra se refirió a la importancia de trabajar en conjunto y con una mirada estratégica y expresó la necesidad de “desarrollar políticas públicas sustentables dirigidas a promover el desarrollo de vacunas y otros productos biotecnológicos, expandiendo nuestras capacidades de producción de estos insumos estratégicos y contribuyendo a la autosuficiencia sanitaria regional”.

En la misma línea, Nannei explicó que con el fin de favorecer el acceso equitativo a las vacunas, el propósito de la iniciativa de OMS y OPS es establecer una capacidad sustentable de producción de vacunas ARNm en distintos países y contribuir a la colaboración e intercambio de las investigaciones entre países para ampliar el conocimiento sobre el potencial de esta tecnología.

Por su parte, el asesor regional en Políticas Farmacéuticas e Innovación de la Unidad de Medicamentos y Tecnologías Sanitarias del Departamento de Sistemas y Servicios de Salud de la OPS, Tomás Pippo, indicó que “la producción local es la vía para mejorar el acceso” y que “la OPS trabaja para promover la cooperación entre los Estados miembros y fortalecer políticas comunes”.

Durante su intervención, Lobos mencionó el valor de la colaboración existente entre los distintos actores nacionales e internacionales, y “de la OPS que ha estado a la par desde el inicio del proyecto para contar con una potencialidad para avanzar firme y más rápido”. El director del laboratorio también se refirió a la importancia de elegir las enfermedades prioritarias para la región y la Argentina a fin de demostrar el funcionamiento de la plataforma, y lograr un fuerte impacto en la salud de toda la región de las Américas.

La visita conjunta, que se desarrolló del 7 al 9 de febrero, forma parte del programa de trabajo mundial coordinado por la OMS y de las actividades regionales del acuerdo entre OPS y el Departamento de Relaciones Exteriores, Comercio y Desarrollo del Gobierno de Canadá para aumentar las capacidades locales de producción y mejorar el acceso equitativo a vacunas en América Latina y el Caribe.

La misión también estuvo conformada por Christopher Chadwick, Cristina Bruno y Martin Nicholson de la OMS; Ike James del Medicines Patent Pool; y la asesora de la Oficina de OPS en Brasil, María de los Ángeles Cortés quienes participaron de la reunión, además de la asesora en Sistemas y Servicios de Salud, Sonia Quezada Bolaños, el titular de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), Manuel Limeres; el director de Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) “Dr. Carlos Malbrán”, Pascual Fidelio, la presidenta de la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP), Ana Lía Allemand; y la directora nacional de Estudios del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, Vanesa Lowenstein, entre otros.

La visita concluyó con un recorrido por las instalaciones de Sinergium Biotech seguida por una reunión técnica sobre primera y segunda generación de vacunas ARNm, derechos de propiedad intelectual, procesos de compras, y estrategia financiera y de comercialización y la planificación de los siguientes pasos.  En esta actividad también contó con la participación de representantes del Instituto Bio-Manguinhos de Tecnología en Inmunobiología de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), Patricia Cristina Da Costa Neves y Sotiris Missailidis.

Más sobre el programa de transferencia de tecnología

En septiembre de 2021, la OPS anunció que la empresa Sinergium Biotech, en Argentina, y el Instituto de Tecnología en Inmunobiológicos de la Fundación Oswaldo Cruz (Bio-Manguinhos/Fiocruz), en Brasil, fueron seleccionados para la transferencia tecnológica.

Bajo esta iniciativa de cooperación internacional, expertos de ambos laboratorios trabajan en colaboración con el centro de transferencia de tecnología de ARNm establecido por la OMS en Sudáfrica para generar capacidades locales destinadas al desarrollo y producción de vacunas y otros productos biológicos.

Para ver nota publicada click aquí.

En Río de Janeiro, Vizzotti destacó la alianza entre Brasil y Argentina para fortalecer la producción regional de tecnología e insumos para la salud

Además, durante la 6ta Conferencia del G-STIC, la ministra de Salud de la Nación se refirió a la necesidad de consolidar la articulación entre los sectores público y privado para alcanzar ese objetivo.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, participó hoy del panel “Producción de Vacunas en los Países en Desarrollo”, organizado por G-STIC, el encuentro global que reúne a los máximos referentes de tecnología e innovación para analizar estrategias en pos de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible realizado por primera vez en la Región de las Américas.

A lo largo de su exposición, la responsable de la cartera sanitaria nacional hizo hincapié en la importancia de fortalecer las alianzas entre el sector público y el sector privado a fin de seguir profundizando la articulación entre las necesidades de la salud y el marco científico-tecnológico, con el objetivo de cerrar el círculo innovador-productivo y de favorecer el intercambio de conocimientos técnicos.

A su vez, destacó las colaboraciones nacionales y regionales que se llevaron a cabo con países como México, Brasil, Rusia y China. En ese sentido, la ministra destacó el trabajo llevado adelante entre Argentina y Brasil para el desarrollo y la fabricación de las vacunas ARNm, y celebró los avances del Instituto de Tecnología en Inmunobiológicos (Bio-Manguinhos/Fiocruz) y la compañía farmacéutica argentina Sinergium Biotech para desarrollar y fabricar la vacuna APIs.

“Argentina y Brasil siempre defendieron las alianzas internacionales que colaboran en la promoción del acceso equitativo a las tecnologías de la salud, incluyendo vacunas, terapias y diagnósticos”, subrayó Vizzotti.

A ese respecto, la ministra agregó que, frente al desafío que encuentran los países en desarrollo para crear capacidades, se “necesita innovación, fabricación y mercados modelos” al tiempo que se debe “sortear la escasez y las inequidades en el acceso a los suministros, los medicamentos, las vacunas y otras tecnologías esenciales destinadas a la salud”. En ese aspecto, señaló “la gran dependencia regional a las importaciones de otras regiones” y “la heterogeneidad de la innovación y las capacidades industriales de los países regionales”.

Así, en relación a las perspectivas para la creación de capacidades en los países en desarrollo, resaltó la necesidad de “evaluar los mecanismos de adquisición de vacunas y las capacidades para el suministro por parte del mercado interno”. En esa línea, sostuvo que para mejorar la manufactura local hay diferentes factores a tener en cuenta: tanto el impacto en la población nacional y en la regional, como la necesidad de crear capacidades públicas y privadas, la disponibilidad de recursos humanos, la complejidad de la fabricación, los mercados nacionales y regionales, las disposiciones regulatorias y las patentes y licencias.

Por otro lado, detalló los principales lineamientos de la política de inmunización nacional argentina y del programa de vacunación en el país. Al respecto, sostuvo que “tenemos una larga tradición que considera la inmunización como un bien público y promueve la vacunación en todas las etapas de la vida”.

En esa misma línea, destacó que “la inmunización es un problema de interés nacional. Incluye investigación, supervisión epidemiológica, toma de decisiones basada en evidencia, al tiempo que requiere de la adquisición, el almacenamiento, la distribución y el suministro de vacunas, la conservación de la cadena de frío, la fabricación, y todas las medidas destinadas a promover la vacunación de las personas y reforzar la vigilancia de la seguridad de las vacunas”.

La ministra remarcó que, en los últimos años, el Calendario Nacional introdujo cinco vacunas en su cronograma: pentavalente, DTaP para adolescentes y mujeres embarazadas, influenza, VPH de género neutro y vacuna antineumocócica conjugada. Varicela, rotavirus, y las vacunas meningocócicas también se introdujeron en 2016.

En este sentido, especificó los logros y los desafíos con respecto a la vacunación COVID-19 para el año 2023. Así, indicó que el objetivo para este año está focalizado en completar el cronograma y aplicar refuerzos a todos los grupos de riesgo, especialmente en aquellos y aquellas mayores de 18 años. “Todas las estrategias destinadas a completar la cobertura de vacunación son una prioridad para fortalecer y mejorar la salud pública en las 24 provincias con una mirada federal”, señaló la ministra.

A su vez, recordó que la pandemia de COVID-19 puso en evidencia la falta de transparencia de los mercados, de los precios, de los costos de fabricación y los acuerdos comerciales, limitando así el impacto de las políticas de vacunación y evidenciando las inequidades en el acceso a las vacunas.

“Nosotros creemos que fortalecer la producción local de tecnología y productos destinados a la salud y reforzar las capacidades científicas y regulatorias ayudará a prevenir esta situación en futuras emergencias epidemiológicas”, agregó la funcionaria.

Para finalizar, Vizzotti resaltó: “Es este el momento preciso para colocar la salud en el centro de la Agenda 2023, reconociendo la necesidad de llevar adelante acciones intersectoriales e implementando políticas que sean eficaces para reducir las inequidades”.

Para ver nota publicada click aquí.